Skip to content

Consejos para Cuidar tu Motor: ¡Revoluciones Amigables para tu Coche!

Consejos para Cuidar tu Motor: ¡Revoluciones Amigables para tu Coche!

A veces pensamos que si nuestro coche falla, es porque «tuvo mala suerte» o que simplemente «salió malo«, pero en realidad, ¡nosotros también tenemos un papel importante en su bienestar! Hoy queremos centrarnos en un vicio al conducir que tiene mucha gente y que podría dañar seriamente el motor de su vehículo.

Estamos hablando de la costumbre de conducir siempre a revoluciones bajas. ¡Claro que es genial ahorrar combustible, pero abusar de ella a largo plazo puede afectar negativamente al vehículo! En lugar de sumergirnos en términos técnicos, pensemos en cómo conducir de manera más amigable para nuestro motor.

Primero, es importante entender cuáles son las revoluciones «normales». Esto varía según el coche y el tipo de combustible, pero en general, se considera que un coche de gasolina funciona mejor entre las 2,000 y 3,000 revoluciones por minuto (rpm), mientras que un diésel lo hace entre las 1,500 y 2,500 rpm.

En ese rango es donde el motor funciona de manera óptima, respondiendo adecuadamente a las demandas del conductor, como por ejemplo acelerar. Conducir a bajas revoluciones tiene como objetivo principal reducir el consumo de combustible, ya que el motor funciona de manera más relajada, especialmente a velocidades constantes.

Sin embargo, este enfoque tiene sentido solo en ciertos casos. Si se aplica en situaciones inapropiadas, puede tener consecuencias negativas.

Por ejemplo, si conduces a bajas revoluciones y necesitas acelerar rápidamente, el coche no responderá de manera eficiente. Esto puede provocar un esfuerzo adicional en el motor, aumentando el consumo y desgastando prematuramente piezas clave, como bielas, pistones y caja de cambios.

Además, conducir a altas revoluciones tiene sus beneficios, como eliminar residuos indeseados, conocidos como «quemar carbonilla». Cuando el motor funciona a altas revoluciones, opera a una temperatura óptima, facilitando una combustión más eficiente y reduciendo la acumulación de residuos en componentes como el filtro antipartículas, sensores y caudalímetro.

En resumen, lo mejor es mantener un régimen de revoluciones adecuado para tu vehículo, utilizando bajas revoluciones en velocidades constantes para aliviar el motor, pero también dándole un “empujón” ocasional para eliminar residuos y mantener un rendimiento óptimo.

¡Así tu coche estará siempre “contento” y funcionando sin problemas!

Reloj de arena

El tiempo de espera al arrancar el coche antes de iniciar la marcha

La razón de esperar un tiempo después de arrancar el automóvil antes de iniciar la marcha es permitir que las partes mecánicas alcancen una cierta temperatura.
Leer más...

Cómo te puede salvar la vida una moneda de euro

Los neumáticos deben tener una profundidad en la banda de rodadura de más de 1,6 mm. Si tienen menos de eso, es muy peligroso. Por eso te traemos este truco.
Leer más...

El punto rojo de los neumáticos de tu coche, ¿qué significa?

Todos sabemos que los neumáticos son una parte fundamental del vehículo. Por eso, los fabricantes tienen que poner ciertos datos en los neumáticos, como la fecha de fabricación, etiquetas con cierta información e incluso círculos de colores.
Leer más...