Reventón o Pinchazo, ¿Cómo debo reaccionar?

Los reventones o pinchazos en los neumáticos suelen ocurrir por una mala puesta a punto de los mismos. Es habitual que con presiones más bajas de las recomendadas se produzcan este tipo de sucesos. Por eso, antes de nada, te recomendamos que refresques los 3 consejos más fáciles y útiles a aplicar antes de emprender un viaje: “Neumáticos Bien Cuidados = Conducción Segura = Vacaciones Tranquilas”.

Sin embargo, aquí te detallamos los 6 factores más importantes a tener en cuenta si te ocurriese algún tipo de daño en tus neumáticos mientras vas circulando en carretera (aunque hayas prevenido todo lo posible, te puede ocurrir igualmente). Seguramente notarás un fuerte sonido y un balanceo del coche hacia un lado. También es probable que el propio coche te avise con un testigo de neumáticos dañados, por lo que deberás actuar de la siguiente manera:

1. Mantén la calma

Parece que no, pero mantener la calma ante un suceso inesperado es vital para reaccionar adecuadamente. Por eso respira profundo y deja los nervios a un lado, te ayudará para cumplir los siguientes consejos.

2. Activa las luces de emergencia (las 4 luces intermitentes)
Cuanto antes actives este aviso luminoso, antes “avisarás” a los demás conductores que algo no va del todo bien. Este factor es muy importante, porque desde el momento que actives las luces de emergencia, los demás conductores estarán más atentos a lo que te haya podido pasar y se reducirá mucho un posible accidente adicional.

3. No frenes de golpe

Si frenases de golpe, es más probable que los demás conductores no tengan tiempo de reaccionar y se produzca una colisión por alcance o un choque en cadena. Además, ante un pinchazo (o reventón) se reduce la efectividad de los sistemas de seguridad como el ABS o el control de estabilidad. Por eso, frena lentamente ayudándote del freno del motor.

4. No des “volantazos”

Al igual que con la frenada, el desplazamiento lateral debe ser suave. De lo contrario, al haber perdido algo de control de estabilidad y ante un volantazo, la situación podría acabar con la pérdida total del control del vehículo o peor, un trompo.

5. Detén el coche

Como te hemos indicado en los puntos 3- y 4-, con calma, sin realizar movimientos bruscos. Sin embargo, es necesario que detengas el vehículo (cuando puedas) apartándote hacia un lado de la carretera. De este modo, podrás solucionar el incidente sin perjudicar a los demás conductores y evitarás posibles accidentes. Nunca intentes seguir circulando, ni si quiera unos kilómetros, estarías poniendo en riesgo tu salud y la de los demás conductores.

6. Señaliza correctamente

*Este último consejo se puede aplicar a cualquier situación en la que tengas que detener tu vehículo en carretera.

Una vez hayas conseguido parar a un lado de la carretera, señaliza (lo mejor que puedas) el lugar dónde te has detenido. Deberás ponerte el chaleco reflectante para salir del coche. También tendrás que poner los triángulos a una cierta distancia de tu vehículo (a unos 50m hacia atrás para que sea visible a unos 100m). La DGT te recomienda que lo hagas de esta manera: http://www.dgt.es/revista/archivo/pdf/num157-2002-triangulos.pdf.

Es ahora cuando podremos proceder a cambiar el neumático o llamar a tu seguro para que cambien el neumático (o se lleven el vehículo a un taller).

Si aun así quieres tener un plus de confianza en cualquier desplazamiento, te ofrecemos un seguro de neumáticos que ampliará la seguridad y tu tranquilidad.

Probablemente, sea el seguro más completo del mercado, puedes acceder a toda la información pinchando en el siguiente enlace: Neumáticos Premium

Neumáticos, ¿Cómo Cuidarlos?

3 Consejos Fáciles y Útiles

Las temperaturas extremas son un riesgo para los neumáticos – tanto el calor como el frío – por lo que una buena puesta a punto es fundamental para prevenir posibles problemas a la hora de circular. Estas temperaturas pueden causar daños – graves o casi imperceptibles – en las gomas de los neumáticos que pueden acabar en accidentes.

Por eso, antes de realizar cualquier desplazamiento en carretera – ya sea un desplazamiento corto o uno largo – debemos tener en cuenta que llevar a cabo una pequeña revisión de los neumáticos es fundamental para llegar sanos y salvos a nuestro destino.
Además, con estos consejos no necesitarás demasiado tiempo ni esfuerzo.

Si quieres saber cómo actuar ante un pinchazo o reventón, también puedes leer este post: Reventón o Pinchazo, ¿cómo debo reaccionar?

Los neumáticos son uno de los elementos de seguridad activa más importantes del vehículo. Son el único punto de contacto con la carretera y son los encargados de asegurar la adherencia en el empuje, la frenada y el deslizamiento lateral.

¿Sabemos detectar cuándo debemos cambiarlos? ¿Los revisas antes de emprender un viaje?

Uno de los accidentes más habituales en carretera es la salida de la vía por un reventón de uno de los neumáticos del vehículo. Muchas veces es inevitable – la carretera está en malas condiciones, la climatología es extrema, etc. – pero otras muchas veces, con un poco de prevención, podemos evitar gran parte de estos accidentes con unos sencillos “trucos”.

Los 3 aspectos más importantes y fáciles de revisar son: Dibujo / Presión / Deterioro

1-El Dibujo y su Profundidad:

Nos tendremos que fijar bien en el dibujo del neumático y su profundidad.

En la superficie de las cubiertas podrás encontrar testigos de desgaste. Son pequeños tacos de goma dentro de las ranuras principales que delimitan la profundidad mínima legal (1,6 mm).

No tienes que dejar nunca que lleguen hasta ese punto de desgaste (hasta los 1,6mm), sería muy peligroso. Si llegas a este punto de desgaste, cambia de inmediato las gomas de los neumáticos. Además, si el desgaste del dibujo es irregular, puede ser un indicativo que podemos tener problemas de presión inadecuada o incluso problemas en el paralelismo. Ante esto te recomendamos que acudas a un taller especialista para que evalúen el estado

2- La Presión:

Los coches suelen incluir en el marco de la puerta del conductor o en la tapa del combustible una pegatina con las presiones recomendadas por el fabricante en función del eje y del número de pasajeros que vayan a viajar en el vehículo. El valor de la presión más bajo indica la presión que se debe aplicar al neumático cuando está poco cargado el vehículo – es decir, con un número pequeño de pasajeros y/o equipaje, y para viajes cortos. El valor más alto es para un vehículo cargado – muchos ocupantes o alta carga – o para conducir a larga distancia.
Para comprobar la presión correctamente, es importante medirla siempre con las gomas en frío. Si lo hacemos en caliente, obtendremos datos incorrectos de las presiones.
Nuestra recomendación es comprobar una vez al mes la presión de los neumáticos.

3-Envejecimiento y Deterioro:

Debemos identificar si existen desperfectos o malformaciones en las cubiertas. A veces sin darnos cuenta se producen grietas, abolladuras, roturas, roces, o cogemos un clavo. Vigila que toda la superficie del neumático está libre de imperfecciones para garantizar un correcto funcionamiento en los desplazamientos por carretera.
Recomendamos que, ante cualquier duda, acudas a un especialista.

En resumen:

Acostúmbrate a comprobar al menos una vez al mes – y por supuesto siempre antes de salir de viaje – estos tres puntos. No te llevará más de 10 minutos en la gasolinera.
Tu seguridad y la de los tuyos te lo agradecerá.

Si aun así quieres tener un plus de confianza en cualquier desplazamiento, te ofrecemos un seguro de neumáticos que ampliará la seguridad y tu tranquilidad.

Probablemente, sea el seguro más completo del mercado, puedes acceder a toda la información pinchando en el siguiente enlace: Neumáticos Premium

Adopta Un Pueblo

En este año 2020, Epsom Consultores S.L. se ha propuesto realizar un enorme cambio de mentalidad con un alto compromiso con la responsabilidad social corporativa (RSC).

Precursor

En primer lugar, realizaremos un concurso interno para favorecer la actividad física – y por tanto la salud – de los empleados y así mejorar la calidad de vida de los mismos. El concurso consta de una sencilla prueba; cada concursante tiene que caminar lo máximo posible, así de fácil. Al final de año, se sumarán todos los pasos realizados por el equipo y donaremos – por cada millón de pasos – 5kg de comida no perecedera a los más necesitados. No parece mucho – o parece que son demasiados pasos por kg – pero ya en de 2019 empezamos con esta iniciativa (empezamos a contabilizar en Mayo) y alcanzamos los 22 millones de pasos. Para este año calculamos que la donación rondará los 140-150kg de comida. Si tienes una ONG o un proyecto solidario al que destinar este premio, contacta con nosotros a través de este enlace (enlace a formulario), estaremos encantados de valorar tu propuesta.

Pero, como ya te habíamos avanzado al principio, el cambio será “enorme”, por lo que desde dirección se decidió ir un paso más lejos.

Proyecto Adopta un Pueblo

Desde nuestras humildes posibilidades, queremos aportar a la sociedad española nuestro granito de arena, en la sostenibilidad – o incluso en el progreso – de algún pueblo de España.

No es ningún secreto – ni por supuesto ninguna fake new – que tenemos muchas localidades que se están despoblando. Hablamos de la famosa “España vacía”. Desde 1975 y hasta la actualidad, hemos pasado de ser 34,2 millones de habitantes a cerca de 46,9 millones. Sin embargo, hay localidades que han visto disminuir su población en un porcentaje muy demasiado elevado – Soria se ha reducido en un 23% en el periodo mencionado, por mencionar un ejemplo. Si quieres saber más sobre este tema te recomendamos un post de cadena SER de 2019: La España vaciada: los mapas y gráficos que evidencian la despoblación.

Por eso, se ha creado el proyecto bautizado “Adopta un Pueblo”. Entre todos los compañeros, escogeremos una localidad con problemas de población – y por tanto problemas económicos – para ayudarle a mantenerse estable social y económicamente.

Estamos convencidos que, con la adhesión de otras empresas, esta iniciativa sería muy favorable y podría realizar cambios sustanciales en la calidad de vida de estas localidades y sus habitantes. La participación no tiene por que ser meramente económica, algunas empresas pueden aportar simplemente su know-how, otras podrían ayudar aportando alguno de sus productos – o servicios – y por supuesto, sería de gran ayuda la creación de un fondo para la construcción – y mantenimiento – de infraestructuras útiles y que aporten valor a cada localidad.

Si te interesa la adhesión a esta bonita iniciativa, escríbenos a la dirección adoptaunpueblo@epsom.es con tu propuesta. Te daremos una respuesta lo antes posible.

Seguiremos informando sobre nuestros avances en esta iniciativa en posteriores posts.

Gracias por leernos y esperamos que esta iniciativa cale en la sociedad.

e-mail Phishing; qué es y cómo prevenirlo

¿Qué es el phishing?

Es el método más extendido – por su fácil distribución y expansión – para conseguir engañarte y “robar” tus datos personales como por ejemplo información personal, contraseñas o datos bancarios (de la tarjeta de crédito/débito, de la cuenta bancaria, etc.).

Los hackers hacen envíos masivos de correos electrónicos fraudulentos. Estos emails pueden “provenir” de organizaciones legítimas – de hecho, es lo más probable – pero en realidad son suplantaciones de identidad. Seguramente incluyan enlaces que te llevan a sitios web en teoría conocidos, pero que realmente son una copia idéntica – o casi idéntica – de la original donde te solicitarán información confidencial.

Las organizaciones más suplantadas son las económicas: PayPal, tu banco, o cualquier aplicación de dinero online. Pero también pueden provenir de una agencia gubernamental, de tu empresa de suministros – gas, luz, telefonía, etc. – o incluso de alguien que te ofrece un trabajo difícil de rechazar (suele ser un trabajo que requiere muy poco esfuerzo y te ofrecen un salario desorbitado).

Seguramente lo sepas, pero la palabra phishing se crea a partir de la palabra inglesa fishing, que significa pescar. Es un término que hace alusión al intento de hacer que los usuarios «muerdan el anzuelo». También se dice que el término phishing es la contracción de “password harvesting fishing” (cosecha y pesca de contraseñas), aunque esto probablemente es un acrónimo retroactivo, dado que la escritura “ph” es comúnmente utilizada por hackers para sustituir la “f”, a raíz de la antigua forma de hacking telefónico conocida como “phreaking”.

¿Cómo prevenirte del phishing?

9 consejos para tener en cuenta:

1. Revisa – pero sin fiarte del todo – el nombre del remitente

El nombre – incluso la dirección de correo – del remitente se puede falsificar “fácilmente”. La mayoría de las bandejas de entrada solo muestran el nombre de la persona que nos escribe, por lo que siempre deberás verificar la dirección de correo electrónico en el encabezado (From:) y, si te parece sospechoso o ves alguna incoherencia, no descargues nada que incluya ni pinches en ningún enlace – lo mejor, que ni lo abras.

2. Verificar a donde nos llevarían los enlaces antes de pinchar sobre ellos

Este es un consejo muy importante, deberás ponerlo en práctica siempre. Por eso, vamos a verlo con un caso real, lo entenderás mucho mejor.

Suplantación Banco Santander: Un ciberdelincuente se hace pasar por la entidad financiera

Cómo vemos en la imagen, “el banco” nos escribe indicando un problema en su sistema. Aunque el nombre del remitente es coherente (era para la cuidad de Río), el email ya nos está avisando de algo sospechoso, el dominio es “.com.ar” cuando debería ser solo “.com”. A su vez, si nos situamos sobre la URL donde nos indican que pinchemos (OJO, solo posicionar el ratón encima del enlace, NUNCA pinchar directamente) para la verificación de datos, vemos que en teoría nos tendría que llevar a: “santander.com.ar”, sin embargo, comprobamos en la parte inferior izquierda de la pantalla la URL donde realmente nos está dirigiendo: “http://mu….biz/appserv/principal.html”. ¿Raro verdad? Empezando porque nos lleva a un sitio web http en vez de https – la “s” nos indica que es un sitio seguro – y que no tiene nada que ver con la URL que nos indicaban.

3. Asegúrate que son Webs seguras

Como mencionábamos en el ejemplo anterior, una URL con “https” te está indicando que el sitio web es seguro. Esta revisión la deberíamos hacer siempre, ya que no es nada difícil y te asegura que estás en un sitio seguro. Desde dispositivos móviles, al ser más reducido el espacio donde está la URL, podremos comprobar que la el sitio web es seguro viendo que el candado está cerrado – aunque si pinchamos sobre la URL, se abrirá completa y podremos comprobar que es “https”. Por lo tanto, nunca introduzcas datos confidenciales en webs no seguras.

4. Comprueba el idioma y posibles errores ortográficos

Por lo general, todas las empresas cuidan mucho el aspecto de sus correos electrónicos. Todos cometemos errores, pero en principio un email legítimo vendrá correcto ortográficamente y en tu idioma. Aunque el phishing no tiene límites – los traducen a cualquier idioma – ¿por qué te van a mandar un email en inglés? ¿Saben – en caso de ser de España – que eres de nacionalidad española, no? Un ejemplo de PayPal:

En el ejemplo no solo vemos que el idioma no corresponde al que debería, también confirma todo lo mencionado anteriormente: La dirección del remitente no es coherente – aunque sí su nombre –, el link “Review Your Account Activity” lleva a un sitio web un tanto raro (aunque en este caso sería https, no corresponde a un sitio legítimo de PayPal), etc.

5. No te creas todo lo que te dicen

Los mensajes de phishing – como mencionábamos al principio del post – son masivos. No tienen una víctima específica, sino que buscan hackear el máximo de cuentas posibles. Por eso, es posible que te lleguen correos indicando acciones que no has realizado.

En este ejemplo de Facebook, vemos que nos indican que han valorado una foto nuestra. Piensa en si has subido una foto recientemente antes de emprender ninguna acción.

También se confirman todas las sospechas de phishing por – otra vez – todo lo mencionado anteriormente (email del remitente incoherente, idioma “incorrecto”, etc.).

Nota: Como ves, los patrones generales se repiten mucho, con un poco de práctica, los reconocerás casi de inmediato y podrás prevenir la mayor parte de los ataques de phishing de manera automática.

6. Desconfía de un lenguaje “urgente” o “amenazante”

Muchas veces intentarán “pescarte” aludiendo a una urgencia. Ten especial cuidado con los asuntos “tu cuenta ha sido suspendida” o “ha habido un intento de inicio de sesión no autorizado”, son especialmente comunes por la difícil comprobación de la veracidad. Ante estos casos, llama a la empresa en cuestión para comprobar si es cierto o no, por norma general, ninguna empresa va a solicitarte datos personales vía email.

También se puede dar el caso que nos lleguen amenazas por email. Un caso común es, que te indiquen que te han grabado a través de tu webcam – te indicarán que has navegado por webs pornográficas o similares y que te han grabado haciendo algo poco agradable – y que van a difundir ese vídeo a todos tus contactos. Normalmente, te solicitarán una extorsión en alguna criptomoneda (Bitcoin o alguna otra), ya que estas divisas son muy difíciles de traquear.

7. Procura revisar tus cuentas periódicamente

No tiene por que ser a diario, pero si debieras tener conocimiento de los movimientos – en este caso los online – que has realizado últimamente. Cuanto mas claro tengas las compras online que has realizado, será menos probable que sufras un hackeo.

*También es recomendable estar al tanto de las acciones que realizamos en la web; en tus redes sociales, en tus plataformas preferidas de e-commerce, de vídeo por streaming, etc. Con todos los movimientos online claros, no podrán engañarte tan fácilmente.

8. Redes Wifi públicas

Este tipo de redes Wifi – en aeropuertos, cafeterías, etc. – son especialmente vulnerables. Para entendernos, son más fáciles de hackear para un experto ciberdelincuente. Intenta reducir, en la medida de lo posible, las conexiones a este tipo de redes.

9. Informa del phishing cuando puedas

Si te das cuenta de una campaña de phishing imitando a tu banco – o a cualquier empresa de cual eres cliente (por ejemplo, contacta con el soporte del banco, la red social, etc.) – informa cuanto antes para que puedan tomar medidas. Además, posiblemente estarás ayudando a capturar a estos criminales.

Espero que estos consejos te resulten útiles y que ayuden a protegerte frente a estos – odiosos – ataques cibernéticos.

Fuentes:

https://www.avast.com/es-es/c-phishing

https://www.interbel.es/mdaemon-consejos-identificar-phishing-correo-electronico/

https://www.kaspersky.es/resource-center/preemptive-safety/phishing-prevention-tips

https://es.wikipedia.org/wiki/Phishing